28 noviembre, 2011

La vergüenza de Quito


Es necesario pronunciarse ante lo que está ocurriendo en Quito. Ya saben que se ha suprimido la muerte del toro en el ruedo. Después de este atentado, un grupo de diestros  españoles han accedido a anunciarse en unas corridas desnaturalizadas en la que no hay suerte suprema. Ningún torero digno debería haberse prestado a esta pantomima.

Algunos opinan que es mejor que haya toros sin muerte a que no haya ni rastro de corridas. No estoy de acuerdo. La corrida de toros es la lidia y muerte de un toro. Si no hay muerte es otra cosa. Será una charlotada o lo que sea, pero que no les llamen corridas. Y quienes ostentan el título de matadores no pueden ser partícipes de este esperpento. Si Quito quiere evitar la muerte en el ruedo que celebre estos espectáculos, pero por favor que no los llamen corridas. Y los que se presten, de antemano, quedan ya marcados por actitud colaboracionista en algo degradante.

Y ya en el colmo de lo inexplicable, el ínclito Ponce aprovecha para indultar su toro cuarenta. Lo de los indultos de Ponce ya no se los cree nadie. Tanta patraña indultadota tiene su castigo. Cada vez que el valenciano indulta un toro, la gente se lo toma a pitorreo. Y aún más, Ponce llega a Lima y explica que eso de toros sin muerte no lo entiende “porque el toro merece morir en el ruedo y no de un tiro en el corral”. Pues que lo aplique y no haya sido uno de los colaboradores más señeros en la tomadura de pelo de Quito.

Otro torero colaborador ha sido David Mora. Es una pena que toreros emergentes con posibilidades se manchen en estos fangos. Ha protestado en el ruedo quiteño, pero ello no evita que también se haya prestado al juego, igual que Abellán o El Fandi.

Y luego el número penoso de ver a El Pana y a Javier Conde a hombros después de torear y no matar en un festival. Será que estas corridas sin muerte deben ser un cementerio de elefantes para los que ya son incapaces de ponerse delante de un toro serio y de ejecutar la suerte suprema como fin esencial de la corrida. Por mi parte, Quito no me ocupará ni un segundo más. Con su pan se lo coman. De lo que no tengo dudas es que este asunto les pasará factura a los que han ido a torear y no matar. 
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

16 noviembre, 2011

Los presidentes y el tercio de varas

Entre las noticias de los cambios de apoderamiento y la cercanía de las elecciones generales, ha pasado desapercibida la nota emitida por la Asociación Nacional de Presidentes de Plazas de Toros de España (ANPTE), que ha celebrado su tercer congreso. En las conclusiones se introducen algunas sugerencias polémicas. Abogan de forma abierta por la unificación de los Reglamentos Taurinos, debido a que lo que ha ocurrido ha producido distintas disfunciones con la natural inseguridad y confusión entre los profesionales y el público. Por mi parte poco hay que objetar. Estoy de acuerdo con la unificación del Reglamento. Algunas comunidades han actuado con marcada frivolidad a la hora de hacer su Reglamento. Se pueden admitir algunos matices personales adaptados a cada plaza, pero el Reglamento debe ser el mismo para toda España.

Lo más interesante de las conclusiones es que proponen que existan dos tipos de puyas, de distinta capacidad ofensiva, para que el propio matador elija la que debe usarse en función de las condiciones físicas del toro. Y añaden que tanto en las plazas de primera como en las de segunda el toro debe entrar dos veces al caballo. Es un asunto digno de ser meditado que podría mejorar algunos aspectos de la lidia. A todo buen aficionado le gustaría ver a algunos toros tomar dos puyazos en plazas de segunda. De esa forma se calibraría de verdad la bravura y si se llega al indulto el toro habrá entrado dos veces al caballo.

Las dudas surgen pronto. El toro de nuestros días apenas resiste un puyazo mínimo por su escasa vitalidad. Los toreros tratan de minimizar el tercio de varas y los picadores marran para no hacer mucho daño. Este tercio es una verdadera pantomima en muchos cosos de segunda. Es más, incluso en Sevilla y Madrid el tercio se convierte en puro simulacro, cuando esas plazas deberían ser las primeras en mantener la integridad de la lidia. Hay matadores, el ejemplo de El Fandi es el más llamativo, que se atreven a pedir el cambio antes de que el toro llegue al caballo a tomar la primera vara. Y el presidente suele acceder con su pañuelo al cambio casi de inmediato, incluso antes de que se haya consumado el puyazo.

Lo que tiene de bueno esta propuesta de los presidentes de ANPTE se viene abajo por la realidad del toro y de los toreros de nuestros días. No creo que el ganado actual aguante dos puyazos normales ni siquiera con la vara de menor agresividad. Y a estos presidentes de ANPTE se les recomendaría que enseñaran a los que presiden corridas, para que no actúen como simples servidores de los espadas en lugar de conducir el festejo para que resplandezca toda la verdad del toreo con su mayor pureza e integridad. Me parece que esta propuesta de dos varas de picar y dos puyazos por sistema es un simple alegato de buena voluntad que choca contra la realidad actual de un toro mínimo de casta y fuerzas, eso sí lleno de nobleza como nunca y capaz de embestir cien veces a la muleta de forma aborregada.  
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

09 noviembre, 2011

Morarte, un documental muy especial


Morarte, historia de un encuentro, documental dirigido por Ander Duque, fue protagonista de la sesión del miércoles en el Festival de Cine Europeo de Sevilla. En el teatro Lope de Vega el festival se visitó de luces en su tarde taurina. Asistió el propio Morante de la Puebla con su apoderado Curro Vázquez.


El documental es original, tendrá mucho éxito entre quienes estén ávidos de acercarse al mundo de los toros sin unos niveles de conocimiento muy altos, al tiempo que puede defraudar a los más entendidos.


Es la historia del encuentro entre el toro y el torero. El toro tiene un especial protagonismo en la figura del bailarín José Galán. Morante habla, poco ciertamente, para dejar la frase cumbre de “con quien estoy mejor es conmigo”. El encuentro finaliza en la plaza de Barcelona con la lidia de un toro de Cuvillo y el triunfo del diestro.


Si se acercan a "Morarte" con la idea de ver torear a Morante, o de conocer a Morante como torero, o incluso como persona, perderán el tiempo. Los fanáticos del diestro se sentirán recompensados. Los amantes del toreo en sentido amplio, sin filias exageradas, se sentirán defraudados. Es posible que en el material filmado haya imágenes de mayor entidad torera, pero es evidente que a Ander Duque no le preocupaba el taurino, lo que quería era darles protagonismo a un torero diferente y al toro. A su forma, con un estilo basado en planos muy cercanos, lo ha conseguido. Sobran en la película los trovadores del pueblo abusando de frases comunes sobre la grandiosidad del torero. Y tanto sobran que Morante dice luego que le cansan los aduladores. Habla de sus miedos y del silencio. Se fuma unos cuantos puros y bebe agua de un botijo. Expresa el torero con nitidez la derrota corporal tras una faena excelsa. En ese sentido, algunos pasajes están plenamente logrados.


Sin embargo, tanto la idea como el resultado pueden ser buenos para la promoción de la Fiesta, sobre todos en paises exóticos como Japón incluso en algunos de Europa. Morarte se expondrá en aquellas localidades que lo soliciten y que sean capaces de reunir un número de espectadores que sufraguen los gastos, pero de momento ninguna televisión pública la ha comprado. Tampoco saldrá a la venta. Al final de la proyección, Morante se excusó: “Es que está grabada hace dos años, pero bueno, hay algunas cosas que recogen como soy”. El documental será recibido con diversidad de opiniones. Así es si así os parece. Como idea, aprobado. Como resultado, según se mire.
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

01 noviembre, 2011

Sevilla: apuesta por la calidad

Se ha generado una cierta polémica (ya quisiéramos los aficionados que las polémicas fueran grandes) sobre la viabilidad del actual abono de Sevilla. Hay datos ciertos. En las dos últimas temporadas ha bajado de forma notable el número de abonados. Como soluciones para mantener el abono se han apuntado muchas. Desde el descenso del número de festejos reduciendo novilladas, quitando San Miguel del abono o las de rejones, hasta buscar la forma de abaratar los precios.

El abono de Sevilla incluye la Feria, ocho novilladas picadas, la corrida del Corpus y San Miguel con dos corridas como mínimo. Es un abono caro porque el número de espectáculos es alto. Para los aficionados cada vez es más costoso sacar este abono. Los problemas económicos acucian a todos. No es un buen momento para gastos lúdicos.

La empresa tiene en el abono su respaldo económico, gracias al cual pueden organizar las novilladas con picadores y montar un San Miguel de lujo. Sin este abono no habría una temporada continuada en Sevilla, algo que es necesario y no se puede cuestionar. Sevilla debe seguir siendo una plaza de temporada. El abono permite organizar las novilladas con picadores, que según mi opinión son indiscutibles. Si no hay abono, no se puede obligar a una empresa a perder dinero organizando unos festejos que, ahora mismo, son totalmente deficitarios.

La empresa no contempla modificar el abono actual. Y en este caso creo que lleva razón. Los aficionados se quejan del precio del abono. Los buenos aficionados no han desertado del abono, sino que en la situación actual son los abonados efímeros y la empresas que regalan entradas las que han dejado de hacer la renovación. Y a este grupo de desertores, incluso a los que buscan una modificación del sistema actual, también les asiste la razón.

La empresa espera que pase la crisis para que las aguas vuelvan a su cauce. Está obligada por contrato a montar las novilladas picadas y San Miguel. Y defiende esos festejos gracias al abono, igual que haríamos la mayoría en su situación. Como aficionados, insisto, que la temporada sevillana debe seguir con el diseño actual. Si no hay cambio de diseño, a la empresa Pagés sólo le quedan dos caminos para no perder más clientes. De un lado, bajar los precios. De este tema hablaremos en el futuro. De otro, aumentar la calidad de la oferta. Por ahí lo van a intentar. La intención de los gerentes es ofertar festejos de enorme atractivo para que los verdaderos aficionados sigan acudiendo a la plaza.

Entre otras muchas cosas, y ahora ya es mi opinión, una oferta superior incluye en la próxima temporada la presencia de José Tomás. No es que piense que es el único revulsivo del escalafón, pero dadas las circunstancias de su atractivo general, su presencia en Sevilla sería un estímulo decisivo para que el abono no bajara y es posible que incluso aumentara.  
La mejor información taurina en http://www.sevillatoro.com

¿Hay relevo?

Cuando ya la temporada está viendo la puerta de salida se me ha ocurrido mirar el escalafón de los matadores. El de novilleros lo haré ...