11 mayo, 2017

La Feria del 67


Dice mi amigo Luis Carlos Peris que la del año 1967 es la mejor Feria de Abril de Sevilla que recuerda. Si lo dice quien posee una memoria tan prodigiosa seguro que la del 67 fue un ciclo para el recuerdo. He buscado mis archivos y lleva razón. Se anunciaron diez corridas de toros en la feria, desde el día 15 al 24 de abril.

Una Feria en la que se produjeron, entre otras muchas cosas, el debut de Francisco Rivera Paquirri, la apoteósica reaparición de Antonio Ordóñez, la gloria y tragedia del incomparable Juan García Mondeño el domingo de preferia y la última lección que el grandísimo Rafael Ortega dictó en el albero del Baratillo.

Igualmente, en esa inolvidable feria sucedió la anécdota de un paseíllo el 18 de abril con solo dos toreros, Puerta y Paquirri, porque el tercero, nada menos que Manuel Benítez El Cordobés, llegó tarde a la plaza. También fue la última feria de Miguel Báez Litri, que combinó triunfo y enfermería. Y, como añadido, fue la feria de Curro Romero, que triunfó en sus tres tardes, la última de ellas con salida por la Puerta del Príncipe.

En los carteles había nombres que ahora, al cabo de los cincuenta años, nos llenan de nostalgia y, otra vez, nos plantean si no es cierto que cualquier tiempo pasado fue mejor. Fue diferente. Pero les recuerdo nombres de aquel ciclo: Diego Puerta, Mondeño, José Fuentes, El Pireo, Zurito, Rafael Ortega, Curro Girón, Litri, Antonio Ordóñez, Jaime Ostos, El Cordobés, Paquirri, Andrés Hernando, Victoriano Valencia, Palmeño, Curro Romero… Una constelación de estrellas del toreo.

En aquella feria de 1967 hubo muchos triunfos con ganaderías como Benítez Cubero, Núñez, Fermín Bohórquez, Urquijo, Álvaro Domecq, Miura… Era todo distinto a estos tiempos. Los encastes de Murube y Núñez eran los preferidos. En esa feria cada tarde hubo un suceso memorable. El toro se movía mucho más y la emoción se hacía presente todos los días en la Maestranza. La plaza se llenaba de aficionados a los que les encantaban los éxitos de los matadores.

Fuera las nostalgias absurdas. Sin embargo, no sería  malo que muchas cosas volvieran a ser como hace cincuenta años. Algo hemos hecho mal cuando ahora nos conformamos con dos o tres faenas sueltas y algún toro más encastado en un ciclo como el sevillano. 

La mejor información taurina en http://sevillatoro.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Hay relevo?

Cuando ya la temporada está viendo la puerta de salida se me ha ocurrido mirar el escalafón de los matadores. El de novilleros lo haré ...