16 junio, 2017

Vanessa y los toros


En un encuentro celebrado en Sevilla con el comunicador Arturo Pinedo nos presentó a Vanessa, joven de 25 años, de una familia de tipo medio, con estudios finalizados, que está buscando trabajo. No conocen a Vanessa, pero la realidad es que a nuestro alrededor hay cientos de chicas como ella. Fue interrogada en una encuesta y manifestó que nunca había ido a una corrida de toros; es más, dijo que era partidaria de suprimir los toros porque le parecen una forma de maltrato animal. Vanessa forma parte de la sociedad española del futuro. Vive al margen de la tauromaquia y piensa que debe desaparecer. ¿Cuántas como ella hay en España? Hay miles. Todos conocemos a muchas que son exactamente igual que esta chica moderna, culta, ambiciosa y con muchas ganas de formar parte de la sociedad.

¿Debe hacer algo el mundo de los toros para cambiar la opinión de esta joven? ¿A cuántas como Vanessa podríamos convencer de las virtudes del toreo? Según el comunicador Pinedo al mundo de los toros le falta construir un mensaje relevante para llevar la tauromaquia a todos. Es necesario persuadir a los indiferentes, a los que dudan, a los que no son aficionados y que aún pueden elegir. Es necesario que nos planteemos el reto de que nuestros mensajes deben incluir los conceptos de la libertad, el compromiso social de la cultura taurina, los valores humanos, o la idea de respeto. Y destacó tres caminos que hay que emprender en la comunicación de la cultura taurina: ganar la calle, desmontar prejuicios y resaltar la vertiente experiencial (espectáculo, arte, emoción) de la tauromaquia.

Afirmó que es preciso mostrar una visión moderna de la fiesta; abrir canales de comunicación propios; generar vínculos; establecer una red de aliados; movilizar la opinión de los aficionados; resaltar la responsabilidad social de la cultura taurina; crear iconos a los que sigan la juventud; ganar espacios en los medios de comunicación, y hacer una defensa valiente de las posiciones.

No sé si el mensaje del toreo llegará a Vanessa. No sé si el toreo es capaz de elaborar un mensaje relevante para estos jóvenes. El mismo Pinedo contó lo que escribió en su día un conocido escritor. Pasaba con sus hijos, de 4 a 7 años, por delante de Las Ventas. ¿Qué es eso?, preguntó el mayor. “Es la plaza de Las Ventas”, contestó el padre. Y el niño de siete años le volvió a preguntar: ¿Y qué equipo de fútbol juega ahí?  Ahí está la realidad del problema. Los niños de hoy solo piensan en el fútbol.

La mejor información taurina en http://sevillatoro.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El público y la pasión

Los aficionados gozamos con las películas taurinas antiguas. Es cierto que muchas veces nos quedamos sorprendidos porque el toreo de la...