28 octubre, 2017

Motivos para la indignación


Con esto de ser aficionado a los toros cada día nos encontramos con muchas satisfacciones, aunque también con muchas situaciones y detalles que nos llenan de indignación. En los días anteriores al momento de escribir estas líneas se han sucedido varias que me han provocado el enfado consiguiente. 

El Ayuntamiento de Zaragoza publicó un vídeo en el que animaba a la población a disfrutar de las Fiestas del Pilar. En el vídeo aparecen  múltiples actividades lúdicas, pero se han olvidado de que en la plaza de toros de la Misericordia se han congregado miles y miles de personas todos los días alrededor de la tauromaquia. La buena gente mañica no merece a estos regidores tan acomplejados y mentirosos (recuerdo que el alcalde llamado Santisteve pertenece a Podemos).

Indignado me he sentido una vez más con algunos comentarios encontrados en las cloacas de las redes después de la cornada de Cayetano en la misma plaza de Zaragoza. Estas reacciones no son propias de personas normales, no es posible que se pueda desear la muerte a nadie, pero esto ya no nos coge de sorpresa. Lo que más me cabrea es que estos indigentes morales no den la cara y siempre están escondidos detrás de nombres falsos. El insulto desde el anonimato. La mejor respuesta la ha dado Cayetano que les ha dado las gracias con esta frase antológica: ‘Y a todos aquellos que os habéis alegrado por mi dolor o me habéis deseado la muerte, ¡gracias también, porque eso sólo me hace más fuerte!’.

Y cuando ya estaba casi curado de espanto me llega una noticia de difícil clasificación. Se trata de un resumen de lo que han comentado los presidentes de la plaza de Murcia después de la feria de este año. El primero de ellos comenta – no se olvide que estaba hablando en público – que pidió que lo liberaran de presidir la corrida en la que estaba anunciado Morante (que después no acudió) y en la que se lidiarían los toros de Núñez del Novillo. Han leído bien. A la ganadería de Núñez del Cuvillo, este representante de la autoridad la llamó Núñez del Novillo. Ni tiene gracia ni pienso que sea aficionado a los toros. Es otro acomplejado con estereotipos prefijados. Y lo más grave es que todavía no nos ha llegado la noticia sobre su fulminante destitución como presidente. Lo dicho, que cada vez hay más motivos para estar indignados. En otra ocasión les hablo de la racha de indultos, de los festivales, de los tentaderos y clases prácticas y de los aficionados prácticos. Indignado es poco, pero es lo que hay y hay que contarlo.

La mejor información taurina en http://sevillatoro.es/

05 octubre, 2017

¿Hay relevo?


Cuando ya la temporada está viendo la puerta de salida se me ha ocurrido mirar el escalafón de los matadores. El de novilleros lo haré en otra ocasión, pero ya se puede asegurar que es para morirse de pena. Solo cuatro jóvenes han superado la veintena de festejos. Lo de los matadores este año también es preocupante. Se cuentan veinticinco toreros que han superado las veinte corridas. Sin embargo, mi intención era comprobar si se había producido una verdadera renovación en el escalafón. De los diez primeros en el listado, solo hay dos novedades: Roca Rey y Ginés Marín. Los otros ocho son espadas de muchos años de alternativa.

Les refresco la memoria. Padilla es de 1994; Talavante y Cayetano, de 2006; Enrique Ponce es de la quinta de 1990; El Juli, de 1998; Perera es de 2004; El Fandi es de 2000 y el francés Juan Bautista tomó la alternativa en 1999. En definitiva, entre los diez primeros del escalafón, ocho tienen más de diez años de alternativa. Y algunos casi veinte como el caso especial de Ponce con veintiocho temporadas en activo.

¿Y si miramos diez años atrás? Es un tiempo considerable. En aquella temporada de 2007 el primero fue Manuel Díaz El Cordobés con 97 corridas. Ese año, entre los diez primeros aparecían cuatro toreros que siguen este año en la misma situación: El Fandi, El Juli, Talavante y Ponce. Es decir, que el cuarenta por ciento se mantiene entre los diez primeros diez años después. Está claro que hay seis que no estaban entonces. Tales como Cayetano, Perera, Bautista, Padilla o los citados Roca Rey y Ginés Marín.

Abandono esta retahíla de números. Entre los diez primeros siguen toreros muy veteranos. Las únicas incorporaciones han sido las del peruano Roca Rey y la de Ginés. Es una constante de las últimas temporadas que la edad media del tiempo de alternativa de los diez primeros es muy alto. Está claro que a los más jóvenes les cuesta mucho torear con asiduidad. Torean siempre los mismos toreros. Y eso quiere decir que las empresas no abren los carteles para dar cancha a toreros con pocos años de alternativa. Si el número diez del escalafón de este año, Juan Bautista, ha toreado 33 corridas, ¿quiere ello decir que no hay toreros de tres o cuatro años de doctorado que merezcan torear ese mismo número de corridas? Algo falla. Algo se está haciendo mal. 

La mejor información en http://sevillatoro.es/

Invierno

El invierno del toreo debería ser tiempo de análisis y reflexión. Al aficionado, y también a los profesionales, le encantaría que surgi...