24 enero, 2018

Rejoneadores


He leído con atención las entrevistas realizadas a Hermoso de Mendoza y a Diego Ventura en los balances de la temporada de 2017. Son los dos reyes del rejoneo actual. Y su reinado parece que es duradero. Se presume que tienen por delante algunos años de mando, sobre todo en el caso del más joven Diego Ventura. En el horizonte del toreo a caballo no se vislumbra a nadie que les puede hacer sombra. Si en el toreo a pie hay nombres nuevos con capacidad para instalarse en lo más alto, en el rejoneo no hay caballeros emergentes. Después de Diego y Pablo hay varios rejoneadores buenos que también tienen ya una larga trayectoria en la Fiesta. En estos tiempos de absoluto dominio de dos toreros a caballo, cuando el rejoneo ha alcanzado unas cotas de perfección insospechadas, resulta que ambos caballeros se ignoran  de forma llamativa. En estas entrevistas que se han publicado ninguno menciona el nombre de su rival. Es cierto que tampoco se les pregunta.

Si se hubieran puesto de acuerdo estos dos caballeros podrían haber llevado el rejoneo a unos niveles muy altos, pero se ignoran de forma que este año no han coincidido en ningún festejo en plazas españolas. Es un verdadero despilfarro. No se trata ahora de buscar culpables. Seguro que ambos citan al contrario como responsable de no haber aprovechado su presencia conjunta en estos tiempos para escribir páginas gloriosas del toreo a caballo. Me parece un error mayúsculo y la historia les demandará que se hayan ignorado en lugar de competir en las plazas de toros. 

Es una guerra que tiene daños colaterales. Ya lo he repetido en otros textos. No se puede entender que Ventura no haya toreado nunca en Pamplona, feudo de Pablo. La ausencia repetida del navarro en Sevilla tiene su origen en la supuesta preferencia de la empresa sevillana por Ventura, por mucho que diga que las actuaciones mexicanas le impiden estar en Sevilla en las fechas de la feria.

La competencia es la mejor semilla para que la afición acuda con entusiasmo a las plazas de toros. Esa competencia se ha hurtado en los últimos años. El declive general que ha experimentado el rejoneo podía haberse mitigado con ambos rejoneadores en los carteles de las mejores ferias. Pero no ha sido así y ya vemos lo que está ocurriendo. El toreo a caballo vive malos momentos cuando se rejonea mejor que nunca. 

La mejor información taurina en http://sevillatoro.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Incomunicados

El nuevo presidente de la Fundación del Toro de Lidia (FTL), Victorino Martín, ha dicho que uno de los errores del mundo de los toros h...